Servicio: Metodología VIE© – La estrategia bien implementada a través del compromiso

La revista Fortune publicó un dato escalofriante: el 90% de las empresas fracasan en la implementación de su estrategia. Es decir, en la inmensa mayoría de las empresas la estrategia va por un lado y el trabajo diario por otro.

El momento del año en que se definen los planes estratégicos y presupuestos anuales es muy ilusionante. Generan optimismo en el Comité de Dirección. Se arenga a la organización para que los lleven a cabo, los equipos se ponen a trabajar… pero al cabo de unos meses acostumbra a llegar la desilusión porque los planes no se cumplen a la velocidad o al nivel esperado.

La primera línea directiva no comprende qué está ocurriendo, ya que han puesto toda la carne en el asador. En sus equipos comienza a instalarse un sentimiento de frustración –”otros planes que no sirven para nada”- y la inercia se instala en el día a día de todos los niveles de la compañía: siguen trabajando como siempre, ajenos al nuevo plan. Como mucho se activarán algunos cambios mínimos.

Tan solo un 10% de las empresas consigue que sus empleados trabajen en el día a día en base a los planes establecidos.

La causa más frecuente de este fracaso es que, en algún punto de la cascada, la bajada de la estrategia a todas las capas organizativas se interrumpe. La Metodología VIE© impide esa interrupción. A través de unas pautas innovadoras en el entorno empresarial, su empresa dispondrá de una hoja de ruta que posibilitará una ejecución diaria en línea con su estrategia, en todas y cada una de las capas organizativas.

La segunda causa más frecuente tiene que ver con una gestión diaria poco eficiente. Tanto la estructura organizativa como los procesos de trabajo que se llevan a cabo en los diferentes departamentos, presentan fugas de eficiencia. Estadísticamente, estas fugas lastran la productividad de la compañía en torno a un 25%. Dicho de otro modo, una vez identificadas y solventadas esas ineficiencias, cada trabajador liberaría 1/4 de su tiempo para poder dedicarlo a tareas que realmente aportan valor. A través de la Metodología PROACT© se identificarán y solventarán esas fugas en su compañía.